Ciencia y Creacionismo Parte 09. Creacionismo y la evidencia de la evolución

Deja un comentario

Algunos creacionistas citan lo que dicen es un registro fósil incompleto como evidencia del fracaso de la teoría evolutiva. El registro fósil estaba incompleto en la época de Darwin, pero muchos de los huecos importantes que existían entonces se han ido llenando por la investigación paleontológica subsecuente. Quizás la evidencia fósil más persuasiva para la evolución es la consistencia de la secuencia de fósiles del principio a la época reciente. En ninguna parte enla Tierrahemos encontrado, por ejemplo, mamíferos en el estrato devoniano (La era de los peces), o fósiles humanos coexistiendo con dinosaurios remanentes. Estratos inalterados con organismos unicelulares simples precedieron a los organismos multicelulares, e invertebrados precedieron a los vertebrados; en ningún lado se ha visto modificada esta secuencia. Los fósiles de los estratos adyacentes son más similares que los fósiles de estratos temporalmente distantes. La conclusión científica más razonable que se puede extraer del registro fósil es que desciende con modificaciones que tomaron lugar como lo establece la teoría evolutiva.

Algunos creacionistas argumentan que “Nadie ha visto que ocurra la evolución”. Esto ataca el punto de cómo la ciencia evalúa las hipótesis. Nosotros no vemos comola Tierragira alrededor del Sol o como los átomos conforman la materia. Nosotros “vemos” sus consecuencias. Los científicos infirieron que los átomos existían y quela Tierraorbitaba porque ellos habían evaluado predicciones derivadas de esos conceptos por observaciones extensivas y experimentación.

Además, en una escala menor, nosotros “experimentamos” la evolución que ocurre día tras día. Los cambios anuales en el virus de la influenza y el surgimiento de bacterias resistentes a los antibióticos, ambos son productos de las fuerzas evolutivas. De hecho, la rapidez con la cual algunos organismos con generaciones cortas, como las bacterias o los virus, pueden evolucionar bajo la influencia de sus ambientes es de gran importancia médica. Muchos experimentos de laboratorio nos han mostrado que, debido a las mutaciones de la selección natural, aquellos microorganismos pueden cambiar en formas específicas de aquellas generaciones que les precedieron un paso.

A gran escala, la evolución de la resistencia de los mosquitos a los insecticidas es otro ejemplo de la tenacidad y adaptabilidad de los organismos bajo stress ambiental. Similarmente, los parásitos de la malaria se han vuelto resistentes a los fármacos que fueron utilizados para combatirlos de forma extensiva durante años. Como consecuencia, la malaria se ha incrementado, con más de 300 millones de casos clínicos anuales.

Los datos de la evolución molecular cuentan con una proposición reciente llamada “Teoría del Diseño Inteligente”. Los defensores de esta idea argumentan que la complejidad estructural es la prueba de la mano de Dios especialmente en la creación de los organismos tal como hoy lucen. Estos argumentos hacen eco de los realizados en el siglo XVIII por el clérigo William Paley, quien sostuvo que el ojo de los vertebrados, debido a su compleja organización había sido especialmente diseñado en su forma actual por un Creador omnipotente. Además, argumentan que las estructuras moleculares como el ADN o los procesos moleculares, tales como los pasos que sigue la sangre a través de los coágulos, son tan complejos que solo pueden funcionar si todos los componentes están operativos al mismo tiempo. Por lo tanto, dicen que estas estructuras y procesos no podrían haber evolucionado en su forma característica como una selección natural.

Sin embargo, las estructuras y procesos los cuales claman como complejos, no son tratados con una inspección más cercana. Por ejemplo, es incorrecto asumir que una estructura compleja o de los procesos bioquímicos solo puede funcionar si todos sus componentes están presentes y funcionan como los vemos hoy en día. Los complejos sistemas bioquímicos pueden construirse a partir de sistemas más simples a través de la selección natural. Por lo tanto, la ‘historia’ de una proteína puede ser rastreada a través de organismos más simples. Los peces sin mandíbula tienen un nivel de hemoglobina más sencillo que los peces que si la poseen, quienes a su vez la tienen más simple que los mamíferos.

La evolución de los sistemas moleculares complejos puede producirse en varias maneras. La selección natural puede reunir a las partes de un sistema para una función de una sola ocasión y entonces, en un evento posterior, las partes se recombinan con otros sistemas de componentes para producir un sistema que tiene una función diferente. Los genes se pueden duplicar, modificar y luego se amplifica a través de la selección natural.

De forma similar, los mecanismos evolutivos son capaces de explicar el origen de las estructuras anatómicas de alta complejidad. Por ejemplo, los ojos pueden haber evolucionado de forma independiente muchas veces durante la historia de la vida enla Tierra.Lospasos proceden de una simple mancha ocular hechas de células retinales sensibles a la luz (Cómo se encuentra ahora en los platelmintos), a la formación de distintas unidades fotosensibles (Omatidios) en los insectos con lentes de enfoque en luz, y a la eventual formación de un ojo con una sola lente que enfoca las imágenes en la retina.

En los humanos y otros vertebrados, la retina se compone no solamente de células fotorreceptoras, sino también de varios tipos de neuronas que empiezan a analizar la imagen visual. A través de tales medidas graduales, han evolucionado tipos diferentes de ojos, desde la simple detección de luz a órganos altamente complejos para la visión.

La Fe y la Necedad.

Deja un comentario

Cada dos años, la National Science Foundation produce un reporte “Science and Engineering Indicators” diseñado para investigar la comprensión del público de los conceptos de la ciencia. Y cada dos años, re-aprender el hecho de que los adultos estadounidenses están cada vez menos dispuestos a aceptar la evolución y el Big Bang como un hecho, tal como los otros países industrializados.

En este momento ¿hubo un salto cuántico en la alfabetización científica estadounidense? Pues no. En lugar de la National Science Board, que supervisa la fundación, optaron por salir de la sección que se había discutido, argumentando que las preguntas fueron los “indicadores de fallas de los conocimientos científicos ya que las respuestas combinaron conocimientos y creencias”.  En corto, si sus creencias religiosas requieren respuestas para descartar hechos científicos, la junta (Board) no cree que sea apropiado exponer esta verdad.

La sección existe, sin embargo, y la revista Science la obtuvo. Cuando se presenta la declaración “Los seres humanos, tal como los conocemos,  se desarrollaron de especies animales tempranas”, solo 45% de los interrogados dijeron “Cierto”.  En contraparte, en otros países se obtuvieron los siguientes resultados: Japón, 78%, Unión Europea, 70%, China, 69% y Corea del Sur, 64%. Solo el 33% de los estadounidenses concuerdan en que “el Universo inició con una gran explosión”.

Considerando los resultados de una encuesta Pew en 2009: 31% de los adultos estadounidenses creen que “los humanos y otras especies vivas han existido tal como están desde el inicio de los tiempos”. El estudio más esclarecedor fue la ‘categorización’ de las respuestas, de acuerdo a la actividad religiosa, lo que sugiere que los más devotos están en promedio menos dispuestos a aceptar la evidencia de la realidad. Los protestantes evangélicos  tienen la tasa más alta de rechazo, 55%, seguida de cerca por el grupo de todas las religiones que atienden ‘servicios’ en promedio una vez por semana, 49%.

No se que sea más peligroso, que las creencias religiosas obliguen a algunas personas a elegir entre el conocimiento y el mito o que señalen que estar fuera de la religión puede proporcionar ignorancia, y opinar lo contrario, sea tomado como tabú, y por ello, ser considerado intolerante de la religión.

Sorprendentemente, los que más hablan son aquellos que deberían estar más preocupados por guardar silencio. Los líderes religiosos deben ser responsables de sus ideas. Leí en un periódico (sitio web, en realidad, el link está al final del post)  de Arizona, que la hermana Margaret Mc Bride, administradora de categoría superior en el Hospital St. Joseph en Phoenix, autorizó un aborto legal para salvar la vida de una joven de 27 años de edad, madre de cuatro niños, que tenía once semanas de embarazo, y sufría complicaciones graves de hipertensión pulmonar, ella tomó esa decisión tras consultar con la familia de la joven, sus médicos y el comité de ética local. Sin embargo, el obispo de Phoenix, Thomas Olmsted, de inmediato excomulgó a la hermana Mary, argumentando que “La vida de la madre no puede ser preferida sobre la del niño”. Ordinariamente, un hombre que de manera insensible deja morir una mujer, dejando huérfanos a sus hijos, sería llamado monstruo (como mínimo), lo que no debe cambiar solo por el hecho de que es un clérigo.

Mantener libre de críticas a la religión, es a la vez injustificado y peligroso. A menos que estemos dispuestos a exponer la irracionalidad religiosa en cuanto surja, fomentaremos las políticas públicas irracionales y promover la ignorancia sobre la educación para nuestros descendientes.

Nun at St. Joseph’s Hospital rebuked over abortion to save woman

http://www.azcentral.com

El “Juicio de los Monos”

Deja un comentario

La nota

“Eso de la teoría de la evolución no tiene ningún sentido. ¿Cómo puede ser que una persona afroamericana y una blanca salgan del mismo sitio? Nuestra piel es completamente diferente”. La declaración forma parte de un reportaje que la BBC realizó en 1996, el ‘ilustre’ ciudadano que emitió dichos comentarios era un joven de 16 o 17 años, durante una clase de ciencias en un instituto estadounidense localizado en Dayton, Tennessee. Este sitio no fue escogido al azar, dado que, hace 85 años, el profesor de biología John Scopes fue llevado a juicio por enseñar la Teoría de la Evolución a sus alumnos. En el mismo documental, otro estudiante coincide que las teorías de Darwin son absurdas. “Dios nos puso aquí, y luego colocó a todos los animales y las plantas para ayudarnos a sobrevivir”. Por lo que se ve, en esta pequeña ciudad, las cosas no han cambiado mucho desde 1925, y a juzgar por las recientes encuestas en el vecino país del norte, tampoco, pues según el USA Today, dos terceras partes de los ciudadanos estadounidenses creen que la teoría creacionista “es definitiva o probablemente correcta”.

El juicio

El juicio (comenzó el 10 de julio de 1925) al profesor John Scopes es uno de los grandes acontecimientos (y hay que decirlo también, como están acostumbrados, fue un gran espectáculo en esa época) de la historia judicial estadounidense. Miles de curiosos, alrededor de doscientos periodistas, banners adornando las calles, puestos de limonada y hasta chimpancés disfrazados con trajes de etiqueta, convirtieron este juicio (que dicho sea de paso, fue el primero en transmitirse por radio en vivo en la historia americana), en un gran carnaval. En realidad, John Scopes fue un arma publicitaria en las manos de dos grandes asociaciones, la ACLU (Unión Americana de Libertades Civiles, por sus siglas en inglés) y los Fundamentalistas Cristianos, quienes terminaron siendo los protagonistas de este magno evento. La defensa corrió a cargo de Clarence Darrow, un abogado de ‘izquierda’ que había tenido un notable éxito defendiendo a huelguistas, líderes sindicales y anarquistas. Entre sus características, también se encuentra que era ateo, demócrata y partidario de la candidatura a la presidencia de ese país de William Jennings Bryan, a quien irónicamente enfrentó en el juicio (como lo muestra la imagen).

El 10 de julio de 1925, en el palacio de justicia del Condado Rhea, quedó atestado de personas, casi un millar acudieron a presenciarlo, alrededor de 300 quedaron de pie.  El juez John T. Raulston que presidió el juicio, propuso mover el juicio a una tienda de campaña, donde sentar a 20,000 personas. El juez, un conservador cristiano que ansiaba publicidad, se mantuvo flanqueado por dos policías, quienes estuvieron manipulando dos enormes ventiladores, con el fin de mantener al aire circulando. El jurado compuesto de doce ciudadanos (que contaba entre sus filas a 10 granjeros, y once de los miembros eran asistentes regulares al templo), fue designado de inmediato. El procedimiento de apertura del juicio, contra las objeciones de Darrow, fue una oración. El juicio se aplazó durante el fin de semana y el domingo, William Jennings Bryan pronunció el sermón en el templo Metodista de Dayton. Aprovechó la ocasión para atacar la estrategia de la defensa en el caso Scopes. Mientras Bryan hablaba, el Juez Raulston y toda su familia escuchaba con atención… y en primera fila.

En el primer día del juicio, la defensa trató de anular el procedimiento por motivos constitucionales, tanto estatales como federales. El objetivo de la defensa no era la absolución de John Scopes, sino obtener una declaración emitida por un tribunal superior (US Supreme Court), aboliendo leyes que prohibieran la enseñanza de la evolución (Este objetivos no se llevaría a cabo hasta 43 años después, en el caso de Epperson Vs. Arkansas). Como era de esperarse, el Juez Raulston denegó la petición de la defensa.

Las declaraciones de apertura fueron retratadas como una batalla titánica entre “El Bien  y el Mal” o “La Verdad contra la Ignorancia”. Bryan afirmaba que “Si la evolución gana, el cristianismo desaparece”, contra esto, Darrow respondía que “No es Scope el que está en juicio, sino la civilización, además de abrir las puertas a un reino de intolerancia sin precedentes desde la Edad Media”.

Después de una serie de interrogatorios, el Juez comenzaba a impacientarse, así como Darrow, pues era notorio de que parte era partidario el Juez.  Incluso, cuando el juicio se transfirió al exterior, Darrow solicitó la remoción de un señalamiento que decía “Lean la Biblia” o que colocaran uno que dijera “Lean acerca de su Evolución”. El Juez ordenó su remoción.

En el séptimo día del juicio, el Juez Raulston cuestionó si tenía más evidencias que presentar. Lo que siguió a esa pregunta, el New York Times lo describió como “La más sorprendente escena en una corte en la historia anglosajona”. Como respuesta, solicitaron la presencia de William James Bryan, dado su perfil como experto en la Biblia. Bryan asintió, estipulando que entonces el tendría la oportunidad de interrogar a los abogados de la defensa. Bryan, ignorando las preocupaciones de sus colegas, tomó asiento en el banquillo de los testigos y comenzó a abanicarse.

Darrow comenzó el interrogatorio con una pregunta discreta: “Usted ha estudiado considerablemente la Biblia ¿no es así Sr. Bryan?” a lo cual contestó: “Si, lo he hecho. He estudiado la Biblia por casi cincuenta años”.  Entonces inició una serie de preguntas diseñadas para minar una interpretación literal de la Biblia. Bryan fue interrogado acerca de una ballena que se tragó a Jonás, Josúe haciendo que el Sol se detuviera, Noé y el diluvio, la tentación de Adán en el Jardín del Edén, y la creación, de acuerdo al Génesis. Después de que, inicialmente Bryan había expresado que “Todo en la Biblia debe ser aceptado como se menciona en ella”, finalmente, concedió que algunas palabras no debían de tomarse siempre en forma literal, y a las incesantes preguntas de Darrow, como aquella de si los seis días de la creación descritos en el Génesis, eran de 24 horas, Bryan respondió: “Mi impresión es de que se trata de periodos”.

Bryan, quien inició su testimonio en forma calmada, poco a poco la fue perdiendo, debido al persistente ‘bombardeo’ que le sometió Darrow. Hubo un momento, en que un ya exasperado Bryan dijo: “Yo no pienso en cosas que no quiero pensar”, a lo cual Darrow preguntó: “¿Usted piensa acerca de las cosas que usted piensa?” Bryan respondió, con la desdeñosa risa de los espectadores “Bueno, en ocasiones”. La batalla entre ambos continuo, Bryan acusó a Darrow de “Calumniar contra la Biblia”. Después indicó que no contestaría más preguntas impertinentes porque “Quería que el mundo supiera que este hombre, que no cree en Dios, estaba tratando de utilizar una corte en Tennessee…” Darrow lo interrumpió para decir “Objeto su declaración y sus tontas ideas que ningún cristiano inteligente en la Tierra cree”. Después de este arrebato, el Juez Raulston levantó la sesión. Al día siguiente, el Juez le indicó a Bryan que no retornara al estrado y que su declaración se eliminaría de los registros.

La confrontación fue reportada por la prensa como una derrota para Bryan. “Como una leyenda, Bryan fue destruido por su testimonio ese día”. Su desempeño fue descrito como un “un golpe digno deun guerrero borracho”. Darrow sin embargo, tampoco escapó del critica y fue tachado como un “cínico anti-religioso”.

Después de ocho días de juicio, y nueve minutos de deliberación, Scopes fue declarado culpable y se le impuso una multa de 100 dólares, que dicho sea de paso, este veredicto fue revocado, por un tecnicismo.

A manera de conclusión

Es increíble que en pleno 2010, la enseñanza del Darwinismo sea tema de debate.  Una película británica sobre Darwin no encontró distribuidor en EEUU después de que fuera ‘destrozada’ por críticas en páginas de Internet cristianas. Los expertos no parecen sorprendidos por esto, dado que creen que la mayor parte de la gente piensa que hay más en la vida de lo que podemos ver, sentir o medir. La situación es muy parecida a la Edad Media, la religión es simplemente lo más importante, y la ciencia (y sus seguidores) formamos parte de una minoría, la cual, dicho sea de paso, y aprovechando este espacio de expresión, ya debería tener una ley que garantice el respeto a nuestro derecho de no creer en un Dios, y me refiero al sinnúmero de discriminaciones que recibimos frente a los grupos religiosos, sobre todo, para aquellos involucrados en las decisiones políticas de los pueblos (Saludos ‘Santa Sede’).

Exorcismo

Deja un comentario

A manera de introducción

Para algunas religiones o culturas, exorcismo es aquella acción sobrenatural de expulsión, realizada contra una entidad malévola, utilizando un método religioso. Dependiendo de la cultura,  estas entidades podrían ser demonios, espíritus, brujas, duendes, etc. El destinatario de la posesión puede ser una persona, un animal, un objeto e incluso lugares tales como casas o pueblos. La posesión puede ser total o parcial (la entidad toma posesión del destinatario para una actividad particular, por ejemplo, los íncubos o súcubos, tienen relaciones sexuales con las víctimas mientras estas duermen).

Este tema es uno de los que más ha fascinado a la humanidad, por lo cual, se han realizado diversas películas como El Exorcista (William Friedkin, 1973), basada en la novela homónima de William Peter Blatty o Constantine (Francis Lawrence, 2008), personaje creado en 1985 en las páginas de Swamp Thing por Alan Moore, Steve Bissette y John Totleben. Y quizá sería bueno mencionar también “El Exorcismo de Emily Rose (Scott Derrickson, 2005), basada en un caso ‘real’ de exorcismo de una joven (Anneliese Michel) supuestamente poseída, en la cual, la víctima en cuestión, fallece, y los participantes (padres y sacerdotes) son condenados por negligencia médica.

Explicación

Este es un punto de vista científico. Es importante abordar estos temas desde el aspecto científico, ya que son situaciones ligadas a la mente, y por lo tanto al ámbito psiquiátrico.  En una cultura como la nuestra (la mexicana), con un catolicismo tan enraizado, con una creencia en el mal, el exorcismo puede ser una solución, teniéndole más fe que a la atención especializada.

Es casi una norma, donde ciertas comunidades consideran más la atención de un curandero (o brujo) que la de un médico. Claro, después de que no se consigue obtener mejoría pues entonces optan por el método científico. Lo triste de esto, es que hay quienes aún viendo la gravedad del paciente, prefieren optar por las pseudociencias (exorcismo, brujería, etc.). Esto está tan arraigado que a la gente no le importa cuanto se esfuerce el médico en demostrar el padecimiento del paciente, seguirán convencidos de que está poseído.

A las personas que se les practica un exorcismo siempre muestran movimientos bruscos, gritos en lenguajes desconocidos, vómito, pues esto puede encajar en la esquizofrenia, en una variable esquizo-afectiva.

También se menciona que poseen fuerza sobrehumana. El paciente psiquiátrico excitado demuestra una fuerza poco común, en la que hasta cuatro personas no podrían controlarlo, una persona con epilepsia, aún de complexión delgada, podría ser difícil de controlar hasta por ocho personas.

Los casos de posibles posesiones diabólicas son cada vez más numerosos, debido quizás al aumento de stress y al creciente consumo de calmantes y antidepresivos. Lo que resulta alarmante, es que hay personas incompetentes que adquieren el ‘grado’ de ‘exorcistas’ , y peor aún, la gente, en pleno siglo XXI, aún confía en este tipo de ‘técnicas’. Por ejemplo, el día de hoy, salió publicada una nota en The Moscow Times, acerca de un niño de 4 años de edad, que padecía pulmonía, y en lugar de llevarlo a atención con un médico que tuviera la preparación adecuada para tratarlo, pues lo llevaron con un ‘shaman’ ¿cuál fue el resultado? Lamentablemente, el niño falleció. Desde mi humilde opinión, eso es homicidio intencional.

En Conclusión

El exorcismo, así como la posesión demoníaca que la precede, es mera superchería, una ‘realidad’ más ligada al mito o la psicología que a algo ‘sobrenatural’. Sin embargo, hay quienes aún sostienen que los demonios existen y que las posesiones son un hecho real y que el exorcismo es el único acto posible para sanar o paliar aquel tipo de males. Pues… Lo que si les puedo decir, es que este tipo de ‘ceremonias’ para expulsar demonios de seres humanos, siempre se han efectuado en el mundo cristiano, nunca se ha necesitado exorcizar a un ateo.