Muchas personas religiosas sostienen que un Dios creó el Universo y los diversos procesos que llevaron a la evolución biológica y física, los cuales a su vez resultaron en la creación de las galaxias, de nuestro Sistema Solar y la vida en la Tierra. Esta creencia, no muestra una discrepancia con las explicaciones científicas de la evolución. De hecho, refleja el carácter extraordinario e inspirador del Universo físico revelado por la cosmología, paleontología, biología molecular y muchas otras disciplinas científicas.

Los ‘abogados’ de la ‘ciencia de la creación’ tienen diversos puntos de vista. Algunos claman que el Universo es relativamente joven (Entre 6 y 10 mil años). Estos individuos frecuentemente creen que la forma física presente de la Tierra puede ser explicada por ‘el catastrofismo’, incluyendo una inundación global, y que todos los seres vivos (Incluyendo a los humanos) fueron creados milagrosamente, esencialmente en las formas que ahora conocemos.

Otros, están dispuestos a aceptar que la Tierra, los planetas y las estrellas pueden haber existido durante millones de años. Pero argumentan que varios tipos de organismos, especialmente los humanos, podrían haber hecho su aparición solamente por medio de una intervención sobrenatural, porque muestran un ‘diseño inteligente’.

Abriendo paréntesis – Como aclaración, en este blog, cuando se utilicen ambos términos (Tierra Joven o Tierra Vieja) se referirán al ‘creacionismo’ o a la ‘creación especial’ – Cerrando paréntesis.

No hay información científica o cálculos válidos que sostengan la creencia de que la Tierra fue creada hace solo pocos miles de años. En este y las siguientes entradas (Post) iremos resumiendo la vasta cantidad de evidencia que sostiene la edad del Universo, nuestra galaxia, el Sistema Solar y la Tierra, obtenida por la astronomía, astrofísica, física nuclear, geología, geoquímica y geofísica. Métodos científicos independientes consistentes, determinan que la Tierra y el Sistema Solar tienen cerca de 5 mil millones de años, y que nuestra galaxia y el Universo, son entre 2 y 3 veces más antiguos. Estas conclusiones hacen que el origen del Universo. Estas conclusiones hacen al origen del Universo como un todo inteligible, da coherencia a diferentes ramas científicas, y da forma a las conclusiones centrales de un sorprendente cuerpo de conocimientos sobre el origen y comportamiento del mundo físico.

Tampoco hay evidencia de que todo el registro geológico, con su sucesión ordenada de fósiles, sea el producto de un ‘único diluvio universal’ que haya ocurrido hace unos pocos miles de años, el cual haya tenido una duración de poco más de un año y que haya cubierto las montañas más altas a una profundidad de varios metros. Por el contrario, en los depósitos intermareales y terrestres se demuestra que en ningún momento se registró en el pasado que todo el planeta haya estado bajo el agua. Aún más, un diluvio de la magnitud suficiente para formar las rocas sedimentarias vistas en la actualidad, las cuales en conjunto son muchos kilómetros de espesor, requeriría un volumen de agua mucho más grande que el que haya existido en la Tierra, al menos desde la formación de la primera corteza sólida hace aproximadamente 4 mil millones de años. La creencia de que los sedimentos de la Tierra, con sus fósiles, se depositaron en una secuencia ordenada en el plazo de un año, desafía todas las observaciones geológicas y principios físicos sobre las tasas de sedimentación y la posible cantidad de sólidos en suspensión.

Los geólogos han construido una historia detallada de la deposición de sedimentos que une los cuerpos particulares de roca en la corteza de la Tierra para entornos particulares y sus procesos. Si los geólogos petroleros pueden encontrar más petróleo y gas mediante la interpretación de los registros de las rocas sedimentarias como resultado de tener una sola inundación, esto podría favorecer dicha creencia, pero no lo hacen. En cambio, estos prácticos trabajadores están de acuerdo con los geólogos académicos acerca de la naturaleza de los ambientes y eras geológicas en que se realizaron dichos depósitos. Los geólogos petroleros han sido pioneros en el reconocimiento de los depósitos de fósiles que se formaron durante millones de años en ambientes tales como ríos serpenteantes, deltas, barrera de arena en las playas y los arrecifes de coral.

El ejemplo de la geología petrolera demuestra una de las grandes fortalezas de la ciencia. Utilizando el conocimiento del mundo natural para predecir las consecuencias de nuestras acciones, la ciencia hace posible resolver problemas y crear oportunidades utilizando la tecnología. El conocimiento detallado requerido para sostener nuestra civilización puede derivarse solamente a través de la investigación científica.

Los argumentos de los creacionistas no conducen a ninguna evidencia que pueda ser observada en el mundo natural. La ‘creación especial’ o la intervención sobrenatural no están sujetas a análisis significativos, los cuales requieren la predicción de resultados plausibles y la verificación de esos resultados por medio de observación y experimentación. De hecho, la pretensión de una ‘creación especial’ es contraria al proceso científico. La explicación es vista como inalterable y las pruebas que se solicitan son sólo para apoyar una conclusión particular, por cualquier medio posible.

Anuncios